Continental y Ruptela se alían

Ruptela integra ContiPressureCheck en su software telemático

Ruptela UAB, proveedor lituano de soluciones de gestión de flotas basadas en seguimiento por GPS, monitorización y control de vehículos en tiempo real, integró a sus herramientas el sistema ContiPressureCheck.

Las empresas transportistas que utilizan los dispositivos Ruptela se benefician de una solución integral de administración de flotas que incluye monitoreo en tiempo real de sus llantas.

“El hecho de que Ruptela, una empresa de telemática independiente, haya decidido integrar ContiPressureCheck, es una señal clara de que nuestro sistema de monitoreo ha sido bien recibido por el mercado. La cooperación con otro proveedor de telemática confirma que ContiPressureCheck es una solución de valor agregado que permite a las compañías transportistas generar ahorros reales y administrar con eficacia las llantas de su flota”, afirmó Daniel Gainza, director de Marketing de Continental Truck Tyres EMEA (Europa, Medio Oriente y Africa).

Por su parte, Andrius Rupšys, fundador y presidente de Ruptela, habló del compromiso para ofrecer soluciones integrales a sus clientes.

“Este sistema de monitoreo de Continental mide la presión y la temperatura de las llantas en tiempo real, y es una extensión importante del alcance en las soluciones que nosotros ofrecemos. Gracias a eso, brindamos a nuestros clientes una solución eficaz que no sólo optimiza el consumo de combustible y la vida útil de las llantas, sino que además disminuye los costos de operación de su flota”, explicó.

Con ambos sistemas integrados, el monitoreo de la presión de las llantas será más fácil y transparente. Los datos recolectados con ContiPressureCheck estarán disponibles tanto para el administrador como para el conductor del vehículo, gracias a la conectividad de red con el sistema de Ruptela. En caso de presentarse alguna desviación respecto a los valores prestablecidos, tanto los administradores de la flota como los conductores pueden reaccionar con rapidez para evitar posibles tiempos de inactividad no planificada del vehículo.

El sistema ContiPressureCheck consta de un transmisor de dos centímetros de longitud y con un peso inferior a 20 gramos, incluyendo sensores; además de un procesador que se instala en el interior de la banda de rodamiento de la llanta en un soporte de goma. Cuando se cambia el neumático, el procesador se puede quitar del soporte para reutilizarlo en la llanta nueva. La batería dura seis años, o aproximadamente 600 mil kilómetros, y es compatible con todas las marcas de todos los vehículos.