Continental, llantas que mejoran la eficiencia en costos de operaciones agrícolas

En respuesta a los nuevos desafíos, Continental ha desarrollado ‘Engineered for Efficiency’ un sello de calidad que incrementa la productividad

La creciente población mundial plantea enormes desafíos para el sector agrícola. La Organización de las Naciones Unidas estima que hacia el año 2030 será necesario proveer alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de alrededor de 8,500 millones de personas. Al mismo tiempo, las extensiones de tierra disponible para agricultura se reducen continuamente, lo que significa que se deben recolectar más cosechas en tiempos cada vez más breves. La prioridad principal para los agricultores, por lo tanto, es incrementar la eficiencia de sus operaciones y, al mismo tiempo, garantizar el uso sostenible de los recursos. Las llantas, vínculo físico entre el terreno y la maquinaria agrícola, desempeñan un papel importante para aumentar la eficiencia de los equipos.

Óptima tracción y protección del terreno gracias a un mínimo de deslizamiento

La presión de las llantas tiene un papel determinante. Cuanto mayor es la presión, menor es el parche de contacto con el suelo. Esto provoca más deslizamiento, es decir, más pérdidas en términos de la distancia recorrida, lo que a su vez hace que resulte más difícil para el vehículo avanzar en el campo. Además de reducir la tracción, esto incrementa el consumo de combustible, el desgaste de las llantas y la presión sobre el suelo. Resultado: mermas en la eficiencia económica y el rendimiento agrícola. He aquí un ejemplo: la máxima transmisión de potencia cuando un vehículo viaja en línea recta se logra con un deslizamiento de la llanta de 10-15%. Si el deslizamiento es del 35%, los costos de operación del tractor pueden aumentar hasta en un 23% cuando el tractor opera a una velocidad promedio de 7 km/h en una superficie de 300 hectáreas.

Por lo tanto, el grado correcto de deslizamiento, aunado a una buena transmisión de la fuerza de tracción puede hacer que el vehículo sea más eficiente y funcione durante períodos de tiempo más largos. Para garantizar una óptima transmisión de la fuerza de tracción, es fundamental considerar factores tales como la altura correcta en los tacos, buenas propiedades autolimpiantes en la llanta, un gran diámetro, y un alto volumen de aire para operar a presiones más bajas. La distribución correcta del lastre es tan importante como el contar con reservas para manejar peso adicional.

Una gama de productos para los retos del sector

Continental ha respondido a estos desafíos con su nueva gama de llantas para el sector agrícola y ha desarrollado el sello de calidad ‘Engineered for Efficiency’ que ostentan todas sus nuevas llantas agrícolas. “Cuando hemos ido desarrollando las nuevas llantas, hemos sido implacables en nuestra búsqueda por mejorar la calidad y la productividad que logran los tractores en el campo, en términos del rendimiento del vehículo y el aprovechamiento de recursos”, explica Thorsten Bublitz, gerente de línea de producto para llantas agrícolas en Continental Commercial Specialty Tires. “La transmisión óptima de la fuerza de tracción en el campo, una tracción adecuada para un avance más rápido, mínimo deslizamiento del orden de 10-15%, y la presión correcta para proteger el suelo, contribuyen a multiplicar la productividad a largo plazo”.

 

 Mayor eficiencia con las llantas Tractor70 y Tractor85

Innovaciones como la tecnología N.flex y el diseño especial de la ceja con un solo núcleo de alambre, hacen que las nuevas llantas radiales sean extremadamente robustas, lo que aminora el riesgo de daños, con la reparación y el tiempo de inactividad que eso conlleva. El material de nylon flexible utilizado para la carcasa también es mucho más elástico que otros materiales y se amolda a las irregularidades del suelo, lo que asegura una mejor amortiguación y mayor comodidad de marcha. La estabilidad dimensional de esta tecnología de nylon también evita la deformación temporal de las llantas — es decir, que estén “aplanadas” — al comienzo de las operaciones. La llanta se puede usar de inmediato, con lo cual se minimizan tanto el desgaste como las pérdidas de productividad. Aun con altas fuerzas de tracción / carga, estas dos nuevas llantas radiales aseguran un mínimo de deslizamiento y una superficie de rodamiento más plana, que son más favorables para el suelo bajo las llantas.

En comparación con la Tractor85, la Tractor70 es un poco más ancha y, gracias al parche de contacto más grande entre la llanta y el suelo, puede operar con una presión de aire mucho menor, aun cuando esté sometida a cargas pesadas. Aunado a los bordes redondeados de los tacos en el piso, esto se traduce en menos presión sobre el suelo y, a su vez, en menor compactación del suelo, sin sacrificar la tracción. El rendimiento del vehículo en campo mejoró y la eficiencia del combustible aumentó en forma significativa. Al mismo tiempo, el suelo y los cultivos están protegidos a largo plazo, un factor importante para ayudar a los agricultores a lograr mayores rendimientos.

El resultado es que estas dos llantas radiales desempeñan un papel clave para incrementar la eficiencia en las operaciones agrícolas.